NO SOY UNA MISS UNIVERSO

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Colombia es el País que más reinados tiene (hasta la papa tiene reina), y uno de los que mejores se destacan en miss universo.  Es tanta la importancia que se le da  en Colombia que los concursos de belleza son como una religión. Desde niñas nos inculcaron la importancia que tiene la belleza física en la mujer colombiana. Recuerdo cuando era pequeña y sentía esa presión social por la perfección de la mujer, la cual nos vendían con una famosa muñeca llamada “barbie” donde los canes de belleza eran las de una mujer muy delgada rubia y de ojos azules.

Esto si que influye en muchas jóvenes, en mi caso no tanto por lo delgada, ya que siempre lo he sido, sino porque sentía que estaba fuera de esos canes “perfectos”  rubia de ojos claros, pues yo era la clásica pocahontas de pueblo. Las mujeres sin darnos cuenta iniciamos nuestro camino rodeadas de atención, quizás por eso, inconscientemente tendemos a tener cierta debilidad ante a todo lo que ponga a prueba nuestra belleza. Es ahí donde los reinados juegan un rol muy importante.

Yo nunca soñé con ser reina, nunca lo busque, solo llegó la oportunidad y me pareció una buena oportunidad para abrir otras puertas, como lo es en Colombia donde muchas reinas terminan de presentadoras, que era hasta donde yo quería llegar, volviendo al tema recuerdo a la mayoría de colombianos en cada reinado nacional sacando papel y lápiz para sacar los resultados, como si la  belleza de una mujer se sumara con puntos o números y luego tienes que lidiar con todo lo negativo que esto implica como las críticas y los malos comentarios de las personas comparando a las concursantes como mercancía. Eso de concursar en un reinado para sentirnos bellas y aceptadas jamás lo comprendí, y aquí vuelvo y hablo de mi experiencia, en el cual caí en ese juego de ser reina para sentirme valorada, ya que para el mundo ser reina es sinónimo de “bella”.  Mi intento de ser una miss terminó en un verdadero fracaso que me llevo a comprender muchas cosas, y una de ellas a valorarme y aceptarme tal como soy, con mis 168 mts de estatura …

Ser reina no te hace ni más ni menos guapa que las demás. Cuando se dice que la belleza está en el interior, muchos serán los que sonrían y piensen con cierto sarcasmo que la que no es guapa tendrá que contentarse al menos con ser buena persona. La vida parece más sencilla cuando se tiene una cara bonita, una figura proporcionada y una melena y sonrisa de anuncio. Una buena materia prima es un gran punto de apoyo, eso es cierto, pero no es suficiente.La belleza que reflejamos en el exterior emana de una poderosa fuerza interior generada por una mezcla de actitud positiva, autenticidad y una saludable aceptación de nuestra persona. Sin esta mezcla no se produce la magia. Gracias a  esta experiencia saco algo positivo, me enseño que  soy una mujer bella en muchos sentidos aún sin ser una miss universo!

4 thoughts on “NO SOY UNA MISS UNIVERSO

  1. Buen articulo kathy te hace refexionar sobre lo superficial q son estos concursos, no deberian darsele tanta importancia sobre todo para los paises latinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *