MI RELACIÓN CON LA DEPRESIÓN

“Bien, veamos. Después de concluir que tengo depresión, me va a dar medicamentos ¿cierto?. Sé que cientos de personas los toman y están bien. En serio. Saldré de aquí y volveré al trabajo con mis nuevos antidepresivos. Cenaré con mis padres y los convenceré de que volví a ser una persona normal que no causa problemas. Y un día un tipo me propondrá matrimonio. Será amable y mis padres estarán muy contentos. En el primer año haremos el amor todo el tiempo. En el segundo y en el tercero cada vez menos y menos. Y cuando nos cansemos el uno del otro, saldré embarazada. Tener un hijo, mantener un empleo y pagar la hipoteca mantendrá nuestra estabilidad por un tiempo. Y luego de unos diez años tendrá una aventura, porque estaré muy ocupada y muy cansada. Y lo voy a descubrir. Trataré de matarlo… y a su amante. Y a mí misma. Lo superaremos… Y algunos años después, tendrá otra. Esta vez voy a fingir que no lo sé porque armar un alboroto no vale la pena esta vez. Y viviré el resto de mis días a veces deseando que mis hijos tengan la vida que nunca tuve. Otras veces, feliz en secreto, porque se están convirtiendo en mi repetición… Estoy bien, de verdad. m i relación con la dVepresión

Veronika decide morir Paulo Coelho

Nadie esta exento de sufrir de depresión, últimamente se ha incrementado el número de personas que sufren de esta enfermedad. Entre el 8 y el 15% de la población mundial sufre depresión a lo largo de su vida.

La depresión es una enfermedad seria que afecta el pensamiento, el estado anímico, los sentimientos, el comportamiento y la salud física, es uno de los trastornos mentales más comunes y es una de las enfermedades más incapacitantes que hay en el mundo. Es frecuente que quienes la padecen se sientan apenados consigo mismos por que creen que el sufrir una enfermedad así es sinónimo de debilidad o de locura y nada más alejado de la realidad que eso, y es algo que debe de tener presente la persona que sufre depresión. La condición depresiva le da a la persona una exagerada capacidad para enfocar los aspectos negativos de su mundo, lo que viene a provocar un incremento de la sensación de desesperanza y vacío de la persona.

¿Quien la puede padecer?
Nadie estamos exentos de sufrir de depresión, últimamente se ha incrementado el número de niños con depresión, adolescentes, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad podemos en algún momento de nuestra vida padecer la enfermedad. En este momento, podemos afirmar que el 15 % de la población tiene depresión y desafortunadamente muchos de quienes la padecen, lo desconocen y por lo tanto no están bajo ningún tratamiento médico o psicológico.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión?
Los principales signos y síntomas de la depresión son los que a continuación mencionamos y el padecer cinco o más de ellos nos debe obligar a acudir al médico para descartar o confirmar el diagnostico ya que puede haber enfermedades físicas que pudieran confundirse con la depresión.
• Estado de animo deprimido la mayor parte del día.
• Perdida del interés o placer por las actividades diarias.
• Perdida de energía o cansancio casi todos los días.
• Perdida de la confianza o de la autoestima.
• Sentimientos de culpa.
• Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio.
• Fallas en la concentración o toma de decisiones.
• Agitación o lentitud psicomotora.
• Falta o exceso de sueño
• Perdida o aumento de peso.

¿Cuáles son los tipos de Depresión que hay?
• Depresión Leve.
• Depresión Mayor.
• Depresión con Síntomas Psicóticos

Depresión Leve:
Esta corresponde a un descenso en el bienestar de la persona y el diagnóstico requiere al menos dos de los tres primeros síntomas de la lista de Signos y Síntomas. MI RELACIÓN CON LA DEPRESIÓN

Depresión mayor:
La triada de síntomas emocionales, síntomas psicomotores y pensamientos negativos es más evidente en la depresión mayor. El diagnóstico de depresión mayor de acuerdo con el DSM-IV (manual diagnóstico) requiere cuando menos cinco síntomas de lista de signos y síntomas mencionada anteriormente.
Depresión Mayor con Síntomas Psicóticos:
La depresión mayor con síntomas psicóticos o depresión grave, comparte los mismos criterios para la clasificación anterior y además la presencia de síntomas psicóticos como las alucinaciones auditivas y/o visuales y las ideas delirantes. Cabe aclarar que las alucinaciones auditivas consisten en escuchar voces o ruidos que no existen, solo el paciente los escucha, y las ideas delirantes corresponden a pensamientos extraños, irreales e inadecuados.
Factores de riesgo o causas:
Entre las principales causas de depresión están las siguientes:
• Factores Genéticos.
• Estrés.
• Enfermedades físicas.
• Cambios hormonales.
• Abuso de alcohol y otras drogas.
• Violencia intrafamiliar.
• Conflictos de pareja.
• Antecedentes de maltrato infantil.
• Rasgos de carácter.

Señales de alarma:
Es importante que la familia conozca las señales de alarma que debemos tomar en cuenta para saber que nuestro paciente corre algún riesgo de autoagresión considerando que un alto número de pacientes con depresión piensan en el suicidio como una solución. Nunca debemos de pensar “Solo quiere llamar la atención” por que en realidad, alguien que ya expresó su deseo de hacerlo, es un suicida en potencia. Las señales que debemos considerar son las siguientes:
• Comportamiento agitado.
• Amenazas de querer hacerse daño.
• Expresar el deseo de morirse.
• Suspensión o separación de actividades o grupos.
• Regalar posesiones.
• Hacer comentarios de despedida.
• Comportamiento arriesgado.

El Tratamiento de la Depresión.
Es importante dejar bien claro que considerando que la depresión es una enfermedad mental seria, esta no va a desparecer sola y sin necesidad de tratamiento, muchas veces la familia del paciente al desconocer la naturaleza de la enfermedad le recomiendan o le animan a salir adelante solo, sin necesidad de ayuda profesional y descalificando el tratamiento psiquiátrico o psicológico y esto hace que el paciente se sienta más impotente e inútil, por lo que debemos de saber que el tratamiento ideal para esta enfermedad es de entrada farmacológico y acompañado de terapia psicológica para garantizar una mejor respuesta y una mejor evolución. Es importante señalar que los antidepresivos en la actualidad son medicamentos muy nobles, con pocos o muy leves efectos secundarios y que no producen adicción y si una cura más rápida y efectiva por lo que no hay que temerles, el tiempo necesario que hay que tomarlos, en el caso de una depresión mayor, es en promedio de 6 a 8 meses y en cuanto el médico indique la suspensión del tratamiento, el paciente continuará sintiéndose bien, incluso sin el antidepresivo. Por otro lado, la psicoterapia es un procedimiento psicológico que ayudará a la persona a desarrollar una actitud de afrontamiento más efectiva, mejorar la autoestima y ver el mundo de una manera más realista y con una mejor perspectiva del futuro. Mucha gente se ha beneficiado del tratamiento para la depresión, si acaso usted siente que sufre de algún síntoma depresivo, no lo piense más y busque ayuda.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One thought on “MI RELACIÓN CON LA DEPRESIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *